terça-feira, setembro 23, 2008

Mudar a lógica do TPC














El Mundo:
"Generaciones y generaciones de padres intentaron, con mayor o menor éxito, que sus hijos se sentaran ante los libros en lugar de ver la televisión o pasar la tarde en el parque. Ahora, el sistema educativo británico, quiere imponer todo lo contrario. Así, un buen número de escuelas del Reino Unido, principalmente públicas, han reducido la cantidad de tareas domésticas encomendadas al alumnado, ya que consideran que dedicar mucho tiempo a ellas puede resultar deprimente y contraproducente para el aprendizaje de los jóvenes.

"Creemos que los deberes eran demasiados", explica Gary James, un miembro del equipo directivo del londinense colegio Tiffin, al diario 'The Times'. "Los chicos pasaban tres o cuatro horas haciendo sus tareas sin tener en cuenta el deporte, la música o simplemente divertirse. Algo está mal cuando un niño no puede sentarse a ver un documental sobre la naturaleza en televisión porque está demasiado ocupado haciendo sus ejercicios de matemáticas", lamentó.

Las reformas llevadas a cabo pretenden romper con el modelo tradicional de enseñanza y aprendizaje. El objetivo es potenciar el estudio autónomo, esto es, fuera de la escuela y de la rutina académica, a través de actividades enriquecedoras que interesen a los muchachos y que puedan realizar a su ritmo. Pero, ¿cuáles? Aprender a tocar algún instrumento, practicar algún deporte o visitar galerías de arte. (...)"

A peça do Times pode ler-se AQUI.

1 comentário:

Jose Piñeiro disse...

Como di Tonucci os nenos hoxe en día "teñen que aproveitar todo o día para facer cousas importantes".